lunes, 25 de febrero de 2013

Un polvo increible con la madre de mi amigo



Viendo que su hijo no se levantaba, Nikita entró en su habitación para recordarle que una vez más se le hacía tarde y que no iba a llegar a tiempo para su examen. Pero al tirar de la manta, la señora Von James se llevó una tremenda sorpresa al descubrir que el que estaba debajo era Bill, un amigo de su hijo. Al parecer, le había pagado para hacerse pasar por él y engañar a su madre mientras estaba de fiesta, pero la jugada le salió mal. Nikita estaba enfadada pero por otro lado supo agradecer el gesto de Bill para cubrir a su hijo, y no se le ocurrió otra manera de hacerlo que desenfundando su espectacular par de tetas y prepararlo para echarle un polvo del que no iba a olvidarse fácilmente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada